Fotografiar con frío. Cabeza, manos y pies calientes.

consejo fotografia

En algunos lugares de nuestra geografía últimamente ha nevado después de 100 años, ha habido olas de tamaño record o ha llovido más que nunca. Seguro que en últimos días te has interesado mucho por el tiempo atmosférico y has planificado alguna salida para fotografiarlo, pero ¿como mantenerse caliente mientras fotografiamos en entornos fríos?

Lo primero que nos interesa conocer es como se comporta el cuerpo humano respecto al frío para comprender mejor como combatirlo.

Es posible que en verano te hayas fijado como las venas se muestran dilatadas en el exterior de nuestros brazos para refrijerarse ¿verdad? pues en invierno tratan de mantenerse calientes contrayéndose. Con las “tuberías” más estrechas se entorpece la circulación de la sangre y por eso no es casualidad que con tiempo frío se produzcan más ataques de corazón. En caso de situaciones extremas de frío el cuerpo humano prioriza calentar los órganos imprescindibles para la vida, siendo las zonas más alejadas como extremidades, orejas y nariz las primeras en congelarse. Por este motivo, debemos prestar un especial cuidado a proteger estas partes del cuerpo. 

Accesorios para guardar el calor en cabeza, pies y manos.

Se suele decir “esta prenda calienta mucho”, pero en realidad la mayoría de las prendas no calientan, sino que tratan de retener cerca el calor que genera nuestro cuerpo. Aunque si hay algunas prendas que generan calor mediante un circuito eléctrico y alguna fuente de energía. Os lo cuento:

gorro braga puff cabeza fotografia
Alumnos bien ataviados para soportar el frío en un curso de fotografía en invierno.

CABEZA:

Quizás hayas oído alguna vez que por donde más calor pierde el cuerpo es por la cabeza, aunque hace poco leí que quien hizo ese estudio había cubierto todo el cuerpo excepto esta parte y por esos salieron esos datos. Sea como sea, está claro que la cabeza estará expuesta a las condiciones externas y será necesario abrigarla correctamente.

En general es fácil conseguir accesorios interesantes como gorro, orejeras, máscara, pasamontañas o una braga de cuello que nos ayudarán a exponer menos y proteger del frío nuestra cabeza. Para condiciones de nieve y viento también nos pueden ser útiles unas gafas de ventisca en determinados momentos.

foto-nieve-invierno- curso
Aprovechando las últimas luces del día a pesar de las bajas temperaturas.

PIES:

Nuestro pies están muy lejos del corazón y se enfrían rápidamente si no vamos correctamente equipados. Al permanecer quietos mucho tiempo en un entorno frío rápidamente comenzaremos a sentirnos incómodos. Una vez llegado a la localización conviene hacer pequeños paseos en círculos o sprints para generar calor hasta que llegue el momento de tomar la fotografía.

Botas para entornos fríos: En general en España no es fácil encontrar un calzado especial para bajas temperaturas, solamente tendremos disponibilidad para verlo y probárnoslo en tiendas muy especializadas en deportes al aire libre.

Están por un lado las botas de montaña más tradicionales, con materiales que retienen algo más el calor, hasta las aparatosas botas de expedición de alta montaña y regiones polares, con calcetín térmico interior y funda impermeable exterior que utilizan normalmente los alpinistas.

bota calcetin sami laponia
Sección de una bota tradicional fotografiada en un museo de Laponia. Ingeniosamente los Samis han utilizado los materiales que tenían a mano como la piel de reno que es muy buen aislante y no resbala en el hielo. En el interior colocaban hierba, así el pie permanece seco y actúa como un colchón térmico. En invierno llegaban fácilmente a los -35º C o a los -40º C.

Si no vamos a andar mucho en montaña podemos utilizar unas botas calientes de descanso como las que se venden para después de una jornada de esquí. Además de estar construidas con material que nos protege de la lluvia o de la nieve, llevan un calcetín térmico en el interior. Las hay con aspecto deportivo o con diseños de lo más chic y si viajamos a algunos países de regiones frías veremos que las utilizan para el día a día cuando salen a la calle.

Casi todas las marcas de montaña tienen algún modelo en su catálogo, pero una de las marcas más famosas es la canadiense SOREL . 

Calcetines:

Aunque siempre está la opción de utilizar dos calcetines de primavera u otoño a la vez, te recomiendo comprar alguno pensando para un uso exclusivo durante el invierno. Veremos que los fabrican con materiales como lana merino, combinación de varios materiales sintéticos e incluso de Primaloft.

También existen los calcetines calefactables y las plantillas calefactables, pero nunca los he usado por ahora.

Igualmente podemos introducir en nuestra bota bolsitas térmicas que generan calor durante unas horas. Esto también nos servirá para calentar las manos dentro de los guantes.

fotografia invierno frio
Las condiciones pasan, pero las fotos perduran. El sacrificio da sus frutos.

MANOS:

La sangre calienta el cuerpo y el corazón siempre tiene más facilidad de bombear la sangre hacía abajo. Si tenemos nuestras manos en la cámara más altas que el corazón, le resulta más difícil irrigar nuestros dedos. Si notamos que se nos quedan muy frías podemos sacudir nuestros brazos hacia abajo para ayudar a la circulación.

Un hándicap que tenemos los fotógrafos respecto a otras actividades en tiempo frío, es que debemos tener cierta sensibilidad en los dedos para poder accionar los diversos botones y diales de nuestra cámara de fotos. Por este motivo no podemos usar guantes tan gruesos como quisiéramos.

He cogido por costumbre llevar durante todo el año un par de guantes finos en cada chaqueta o mochila de fotografía. Pesan y ocupan poco, y varias veces que me he alegrado de encontrarlos ahí guardados durante una sesión de fotografía nocturna veraniega.

El sistema de capas con la ropa ya lo conocemos, pero podemos incorporarlo también en los guantes.

Guantes muy finos tipo seda o guantes de grosor fino-medio.

Con materiales cálidos con cierta impermeabilidad y material cortavientos. Deben dejarnos accionar los botones de la cámara.

Guantes gruesos o manoplas que podamos retirar los dedos.

Recomiendo materiales como plumas o primalof. Los compraremos de una talla mayor de la normal, ya que los usaremos con los otros guantes finos por debajo.

Al igual que los calcetines, también existen los guantes calefactables, pero no los he usado tampoco. En caso de comprarlos, recuerda que no pueden ser muy gordos o no podrás accionar la cámara.

Guantes especiales todo en uno.

He estado utilizando un modelo de la marca The heat Company. Me parecen un gran invento y os cuento un poco sobre ellos en este vídeo. No es que sean económicos precisamente, pero si vamos a fotografiar muchas veces en tiempo frío, merece la pena la inversión económica.

¿Conoces algún accesorio más? ¿Has probado los calcetines o guantes calefactables? Cuéntame tu experiencia en los comentarios.

¿Te ha resultado interesante este artículo? Puedes compartirlo con tus amigos en las redes sociales.

Encontrarás más información sobre fotografiar con tiempo frío en mi libro “Fotografiar con mal tiempo, un buen momento”

fotografiar con mal tiempo libro

4 thoughts on “Fotografiar con frío. Cabeza, manos y pies calientes.

  1. Yo he probado los guantes calefactores de Iñigo, que como ya sabes es motor, y muy friolero. Está encantado con ellos. No se la marca pero si quieres te doy su mail y te pones en contacto con el suponiendo que te interese.

Deja un comentario