Amsterdam, más allá del Barrio Rojo.

Amsterdam es una ciudad perfecta para una pequeña escapada de 3 o 4 días y esto lo saben un gran número de adolescentes que pusieron en esta ciudad holandesa el punto de mira para sus viajes de fin de curso durante la última década.
Pero también es un lugar idóneo para conocer en pareja o en familia, ya que la ciudad es tranquila y amable con el visitante, aunque al principio cueste un poco hacerse a la circulación de bicis y tranvías.

Hace tiempo que visité la ciudad donde se unen los ríos Amstel y Dam (ya sabemos de donde viene su nombre) y tuve un clima genial que me dejó sacar partido a muchos de sus rincones, aunque tengo que admitir que me quedé con ganas de conocer los canales helados durante el más crudo invierno.

Para moverse por la ciudad haciendo fotos recomiendo pasear y usar el tranvía en busca de localizaciones y una vez encontrados esos bonitos rincones, alquilar una bici para llegar hasta ellos en el momento apropiado sin miedo a los horarios ni a las distancias.

Me encantó la ciudad al llegar la noche, aquí puedes ver algunos rincones interesantes que fotografié en mi viaje.


2 comentarios en “Amsterdam, más allá del Barrio Rojo.”

Deja un comentario