Encuentros con un conejo albino

Desde hace un tiempo dedico muchas horas a preparar, mantener y fotografiar un bebedero en plena estepa cerealista de la Ribera de Navarra. En una de mis visitas al escondite que tengo preparado junto al bebedero, hace aproximadamente un mes, algo llamó mi atención a unos 300 metros en una ladera de vegetación natural. ¿Qué es eso blanco que corre? ¿Un gato blanco en la estepa?

¡Anda si es un conejo blanco! ¿Alguien habrá soltado un conejo doméstico blanco? Pues no, lo miro con más detalle a través del live view de mi cámara y aprecio que es un conejo de monte (Oryctolagus cuniculus) pero albino.

EBM-4486Conejo,-Corella,-Morterete,-Oryctolagos-cuniculus
Conejo albino (Oryctolagus cuniculus) comiendo en un rastrojo. Ribera de Navarra

 

El albinismo es una carencia de pigmetación y al contrario que sus congéneres este conejo no es gris parduzco, sino que todo su pelaje es blanco y sus ojos son rojos. No es común encontrarse con un conejo albino, ni siquiera las personas que están todo el día en el campo lo observan fácilmente. Así que ha llamado mi atención este verano y siempre le dedico unos minutos de observación cuando el bebedero está más tranquilo.

Algo me hace pensar, que de alguna forma, el sabe que es diferente a sus semejantes porque no huye cuando vuela por encima suyo alguna rapaz que podría intentar cazarlo o cuando me acerco yo con el coche. En vez de estar alerta o huir como el resto de conejos, sigue comiendo como si fuera transparente.

La curiosidad me hará seguir buscándolo durante las próximas semanas entre los rastrojos y los espartos.

¡Disfrutad con la fotografía!

Deja un comentario