Crónica personal del congreso de Aefona en Corella

Desde que soy socio de Asociación Española de fotógrafos de naturaleza siempre he tratado de asistir a sus congresos y tengo un gran recuerdo de los eventos de Granada, Mérida, Lleida, Santander, Lloret de Mar o Elche, donde grandes equipos de trabajo hicieron posible que aquellos eventos fueran una realidad.

Me apetecía dedicar algo de mi tiempo para trabajar en uno y ofrecí la posibilidad de hacerlo en Corella, una pequeña ciudad de 8.500 habitantes y con muy poca cultura sobre esta temática, pero que demonios, era una ocasión perfecta para empezar a cambiarlo.

Debo decir que ha reinado un gran ambiente y durante el fin de semana han pasado más de 300 personas por el Centro Cultural. El nivel de las ponencias ha permanecido siempre muy alto y no me atrevo a destacar ninguna sobre el resto.

Grandes trabajos y grandes personas han pasado por el escenario, pero sin duda el momento más emocionante fue cuando el auditorio se puso de pié tras la participación del entrañable Hannu Hautala. Un momento memorable que podremos contar solo algunos afortunados.

 

Corella 2013 Navarra
El finlandés Hannu Hautala, un referente de los fotógrafos de naturaleza desde hace 60 años.
Congreso Corella Aefona 2013
Laurence presidenta de IFWP donde realizan una gran labor para unir a los fotógrafos de naturaleza europeos.
Congreso aefona 2013
El alemán Klaus Nigge ha publicado decenas de reportajes en revistas como National Geographic o Geo.

Ha sido bastante trabajo el que hemos dedicado todo el equipo de AEFONA de forma desinteresada para que esto se haya podido celebrar y al coordinar localmente las jornadas me ha tocado implicarme bastante, incluso más de lo que pensé cuando me ofrecí a ello, pero ha sido gratamente recompensado por vuestros comentarios personales durante el fin de semana.

¿Cuantas personas pueden decir que han recibido la visita de casi 300 apasionados de la fotografía de naturaleza a las puertas de su casa? Seguro que muy pocas, yo me siento afortunado.

 

¡Muchas gracias a todos por la visita!
Congreso Corella fotografía naturaleza
Foto final con algunos de los ponentes y visitantes.

 

7 comentarios en “Crónica personal del congreso de Aefona en Corella”

  1. Me sumo a todas tus palabras Eduardo. Un largo e intenso fin de semana, que yo definiría como "estupendo!", por todo lo que has explicado… No solo grandes ponentes, sino compañerismo, alegría, formación y … muy importante, muchas ganas de luchar por una causa común con pasión y entereza.
    Gracias por tu ayuda, estuvo fenomenal.
    Un besazo
    Nuria

  2. Agradecer a todos los compañeros que han participado en la organización, en especial a ti, por todo lo aportado al Congreso.
    Como digo en mi blog, sabed todos que desde la butaca el socio percibe esa energía, con una programación llena de detalles, al máximo de contenido y con todo lo que rodea estas jornadas, amistad, compañerismo y fotografía… ¡ha sido perfecto!.
    http://miguelangelpelaez.wordpress.com/2013/11/04/xxi-congreso-aefona/
    Por todo ello y por dar el paso para este año, mi más sincera enhorabuena por tu trabajo y esfuerzo en este Congreso.
    Felicitaciones que quiero hacer extensivas a todos los compañeros que han estado ahí, detrás de cualquier detalle…
    ¡¡Gracias!!

  3. Has sido un gran anfitrión Eduardo! La verdad es que el Congreso ha estado genial y como dices, el momento de despedir al señor Hautala en pie fue de los que te ponen la carne de gallina… Enhorabuena a todo el equipo de organización!

  4. Felicidades Eduardo, sólo me llegan grandes noticias del evento, que no hacen más que aumentar mi desazón por no haberlo vivido con vosotros.
    Un fuerte abrazo, consciente de cuanto esfuerzo representan actividades de esta envergadura. Y gracias a todos por vuestro trabajo.
    Hasta muy pronto!

  5. Ha sido genial compartir estos días con tantos compañeros locos por esta pasión común que es la fotografía de naturaleza. Grandes ponentes y a la vez cercanos.
    Sin duda se respiraba buen rollo a la vez que nos inspirábamos al ver otros trabajos e intercambiábamos impresiones en las tertulias con pintxos.
    Enhorabuena, realmente es un orgullo traer este evento a tu casa. Aunque estoy segura que te haya supuesto algún quebradero de cabeza.

Deja un comentario