Como guardar nuestras fotografías en un viaje

Mi archivo digital es producto del trabajo en los últimos 12 años y tengo tres copias de seguridad, dos en mi oficina y otra más en la casa de un familiar en la misma localidad. Algunos me llamarán paranoico porque pueden parecer demasiadas, pero aún así, en el supuesto de que el 14 de Marzo de 2011 yo viviera en la localidad japonesa de Fukushima, seguramente habría perdido todas.
Si guardamos todo el material en un solo dispositivo podríamos perderlo fácilmente por un olvido, un robo o una rotura del mismo. Será mejor no tentar al señor Murphy ¿verdad?.
Por esto mismo, cuando estoy realizando un reportaje fotográfico fuera de mi oficina, también tomo algunas medidas de seguridad con el fin de no perder el trabajo realizado. Os propongo algunos métodos dependiendo de la duración y la temática del viaje.

·Tarjetas de memoria:

 
Como ya os conté en “Mi primera fotografía digital, más de una década después” la primera tarjeta que adquirí  fue de una capacidad de 128Mb al sorprendente precio de 75€  y que solo podía almacenar 20 fotos de mi cámara réflex digital de 6 Megapixeles. Por suerte la tecnología ha avanzado mucho y el precio hoy en día no es un gran problema. Encontramos tarjetas con capacidad para almacenar miles de fotos,  pero utilizar una sola tarjeta para todo el viaje seguramente no es la mejor opción.

Por ejemplo, considero que es mejor llevar dos tarjetas de 16 gigas que una de 32 gigas. Si se pierde o estropea la de 32 habremos perdido todo el trabajo y no podremos seguir haciendo más fotos, mientras que con solamente una estropeada, sería más fácil apañarnos.En mi caso llevo 6 tarjetas que suelen ser suficiente para viajes cortos, pero si el viaje es más largo nos harán falta muchas tarjetas o disparar en calidad baja para que quepan más imágenes, algo que no recomiendo nunca ¿Y si en este viaje hacemos la fotografía de nuestra vida? Mejor tenerla en la más alta calidad que pueda generar nuestra cámara ¿verdad?. Ah, sin duda alguna os recomiendo disparar siempre en Raw, por supuesto.

Recuerdo que en un curso alguien me comentó que no borraba las tarjetas, guardaba ahí las fotografías y compraba otras nuevas. Opción para nada necesaria ni recomendable, la ventaja de las tarjetas radica precisamente en la posibilidad de usarlas una y otra vez como almacenamiento temporal de los archivos. No quiero imaginar como tendría los armarios, ni la cuenta bancaria, si aún siguiera trabajando de esta manera.

·Ordenador portátil y disco duro externo:

 
En los viajes, cuando llega la noche, trato de hacer una copia de las imágenes que he realizando durante la jornada. Os aconsejo llevar un ordenador portátil y un disco duro externo de 3.5 alimentado por USB para volcar los archivos. Los últimos días del viaje intento calcular las fotografías que me quedan por realizar y las tarjetas que utilizo los últimos días del viaje no las borro después de descargarlas.
Aunque lo mejor es no colapsar el disco duro del ordenador con imágenes, en un viaje podemos traernos dos copias por seguridad, una en el ordenador y otra en el disco duro externo.
Una opción para viajes muy largos podría ser enviar a casa el disco duro externo cuando se haya llenado para que alguien lo compruebe y copie los archivos allí. Una vez realizada esa copia podremos borrar los mismos archivos que guardamos en el portátil y así dejar espacio para los nuevas fotografías que vamos generando.Si portátil y disco duro usan ranura USB 3.0 la transferencia será 10 veces más rápida que con USB 2.0.

 

Cafetería en Fez. Marruecos   © Eduardo Blanco Mendizabal

·Disco duro externo autónomo:

Básicamente sería un aparato que contiene un disco duro, un lector de tarjetas y una batería, pero puede presentarse de muchas maneras.
Algunos modelos venden una carcasa vacía a la que puedes colocarle un disco duro con la capacidad que necesites o comprarlo ya con un disco duro incluido.  Suelen ser los mismos que tradicionalmente se montaban en los ordenadores portátiles, así que quizás puedas reutilizar uno y ahorrarte algunos euros. Cada año las capacidades y las velocidades de transferencia aumentan, el mercado es muy amplio en este sentido. Una pequeña pantalla nos muestra el volcado de imágenes y el estado de la batería.
También hay otros modelos con más prestaciones. Montan una pantalla de más calidad que además sirve para revisar las fotografías que hemos guardado,  incluso pueden mostrarte los archivos Raw, aunque es posible que tengas que actualizar el aparato si compras una cámara nueva con tipos de archivos posteriores al momento de la fabricación. Infórmate en la web del fabricante.
En cuanto a la energía para alimentarlos también encontraremos diferencias. Aunque se puedan conectar de la red eléctrica, lo realmente útil de estos aparatos es que sean autónomos energéticamente hablando.
Los hay con batería interna recargable y también los que se alimentan con pilas tipo AA.
Quizás esta última opción sea más práctica ya que podremos encontrar fácilmente pilas de reserva en muchos establecimientos o podremos compartirlas con otros accesorios, como un flash de mano, por ejemplo. Piensa que aprovechando la función de cargar pilas del aparato, si utilizamos pilas AA recargables también hará las veces de cargador de pilas durante tu viaje cuando lo conectes a la red eléctrica.
Algunas marcas de discos duros autónomos: Sanho, Digital Foci, Nexto Di, Conceptronic, Epson, Canon, Hiper Drive, Jobo y Compact Drive .

·Guardar en la nube:

No es una solución muy práctica porque nos obliga a estar conectados a Internet, algo que no siempre es posible en todos los destinos y porque además tarda bastante tiempo en subir cada archivo, pero no quería terminar sin hablar de esta opción por si en algún momento han fallado las anteriores. Quizás pueda ser una copia de seguridad extra para esos archivos que hemos seleccionado como las mejores imágenes del viaje. En el artículo “El fotógrafo viajero en la nube” ya hablamos de lo práctico que puede ser para otras cosas.Guardar las fotos de un viaje en DVD, CD, tablet o similar no lo veo nada práctico, pero si es por emergencia, también podrían ser otra opción a tener en cuenta. Un pen drive podría ser una opción más real, ya que en el mercado se encuentran dispositivos de gran capacidad a precio contenido.

¿Qué más fórmulas conoces para realizar copias de seguridad cuando estás de viaje?

 

¿Te ha resultado interesante? Compártelo con tus amigos

21 comentarios en “Como guardar nuestras fotografías en un viaje”

  1. Muy buenos consejos, tomo nota de algunos, gracias y por las fotos que a veces he visto, grandes trabajos, yo perdi hace 2 años muchas fotos en Raw , irrecuperables , otras con menos definición, en fin.
    Saludos y a seguir con los clik mágicos

  2. Yo hasta ahora llevaba portatil y disco externo, tal como comentas. Mi intención es sustituir, en proximos viajes, el portatil simplemente por el movil, y llevar dos discos externos. El móvil ha de soportar USB OTG. El procedimiento sería copiar las fotos de la tarjeta a la memoria interna del movil (20 o 30GB libres al menos en el movil), y posteriormente desde este hacer copia a los dos discos externos. Queda por probar que el movil pueda alimentar el disco externo por sí mismo, o si es necesario alimentación externa.

  3. Buen recopilatorio.
    Actualmente yo uso un netbook Toshiba pequeñito (con windows) de 10" que apenas llega a 1 kg.
    Lo acompaña un disco de 2,5" USB 3 de 500 gb, y mas recientemente un lapiz USB de 128 Gb.

    Mi proceso siempre es el mismo.
    Copio las tarjetas al disco duro del netbook, y no las borro (tengo suficientes). Tambien lo copio al disco USB y al lapiz de 128 gb.

    De esta forma conservo 4 copias. Tarjetas CF, netbook, disco USB y lapiz USB.
    A la hora de volver meto cada una de las copias en un lugar y asi me aseguro que alguna llegará.

    Las tarjetas en la mochila fotografica, los lapices (2) en mis bolsillos, el netbook en su bolsita y el HDD en la maleta.

    Hoy en dia los lapices USB3 de 128 gb son asequibles y es muy practico llevarlos en los bolsillos. 😉

    • Me parece muy interesante lo que comenta Alberto y más aún llevar como dice un netbook en vez de un portátil. Yo creo que si el netbook es solo para transferencia de datos con que tenga un buen disco duro (y otro externo que le ponemos nostros) lo demás sobra.
      És decir que no hace falta que sea ningún pepino de ordenador puesto que lo queremos para copiar las imágenes, controlar su correcta copia y como mucho hacer algo de internet si estamos fuera. No me planteo siquiera el procesar hasta que no esté en casa tranquilo por lo que no hace falta prestaciones ni RAM en exceso cono lo que podemos ajustar el precio del equipo.

  4. De paranoico nada Eduardo. Son años de trabajo, imágenes irrepetibles…TODAS, porque cada una es especial. El precio de unos cuantos discos duros es ridículo en comparación con lo que supone la pérdida del fondo fotográfico.
    Pero los discos duros tienen también que ser protegidos. No son eternos. La información guardada se puede ver afectada por algo tan invisible pero real como una tormenta solar que haga caer sobre nuestras cabezas una descarga magnética que fría toda la información almacenada en discos duros. Un amigo mío me aconsejó conservar los discos duros usados como copia de seguridad envueltos en papel aluminio dentro de un tupperware forrado de papel de aluminio. ¿Qué te parece?

    • Bueno, así en principio suena a paranoia a la máxima expresión pero ¿Y si ocurre esa tormenta y tu amigo es el único que logra salvar sus discos duros? Realmente no se que decirte, yo como medida de seguridad solo tengo un disco duro conectado a la red cuando estoy trabajando con las imágenes, uso una regleta con fusible y desconecto todos los aparatos cuando no los uso.

  5. Hola Eduardo, muy interesante y recomendable tu experiencia…y del resto por supuesto…… Yo te cuento como sustituyo, pc y discos duros portatiles por Pendrives y demás…aparatejos, menos pesados…pues soy muy vago, y no me gusta llevar nunca peso en el viaje. (mi única obsesión siempre son cargadores de coche y extra, pilas o baterías de sobra por si acaso..)

    Hace un tiempo que me compre un pequeño dispositivo llamado " MobileLite Wireless " de Kingston. Es un simple dispositivo lector inalámbrico tipo AP wifi o router de apenas 100gms (de tamaño como un móvil) que me permite al tener varias ranuras tipo lector….pasar las tarjetas SDHC y también CF con su adapatador…a uno o varios Pendrive Travel 32GB de Kingtong tb desde una aplicación gratuita que controlas desde iPhone o iPad…y también desde Android….
    De esa manera una vez descargas las fotos directamente al Pendrive (no al teléfono ni al iPAd), también puedes a través del subirlo a la nube (Google drive, Dropbox, etc..) mientras duermes…si tienes una conexión decente en el Hotel…

    En cuestión de peso que es lo interesante aquí ya que con el Android, el iPhone o bien un iPad y el dispositivo en cuestión no llegamos a los 500gramos como sistema de backup en viajes…
    Otra opción más…

    • Mu interesante el aparatejo, es parecido a lo que comentaba de usar el movil para pasar las fotos de la SD al Pendrive o disco duro externo, pero con este aparato no estás limitado por que el movil tenga USB OTG y ademas no tienes que copiar las fotos al movil como paso intermedio, sino que van de la SD al disco. Um, me lo tendré que plantear…

  6. Nosotros nos vamos de viaje largo ahora (año y medio más o menos) y vamos a hacer un poco de todo lo que comentas:
    *Llevamos varias tarjetas de memoria (aunque se bajarán las fotos y se borrarán para volver a usar).
    *Llevamos ordenador
    *Llevamos memoria externa conectada por usb
    *Llevamos varios usb, pero serán por si tenemos que pasar info de nuestro ordenador a otro ordenador externo
    *Tengo unos cuantos gigas en dropbox que me han ido regalando, así que sincronizaré las fotos y videos con dropbox, lo que tarde. Cuando vea que una carpeta se terminó de sincronizar, le diré a mi madre que se lo baje en su casa.

    Y ya más no se me ocurre… ¿demasiado? no sé, pero una vez perdí unas fotos espectaculares y me quise matar, así que mejor no arriesgar 🙂 Igual, fue por boluda que las perdí, se me cayó la memoria de la máquina cuando me la iba a descargar en un cyber y rebotó un par de veces en el suelo y se borraron no sé cómo! En fin, mejor no lo pienso que si bien fue hace un montón, aún me da bronca de mis manos de manteca jajaa 😉

    Saludos!

    Flor | Ruta del Mate

  7. Hola! Una consulta… tengo penso un viaje de unas semanas para el año que viene y ya estoy pensando cómo hacer el backup de las fotos. Tengo un disco externo formateado para mac, pero no tengo mac portatil. Estaba pensando en formatear el disco para PC y comprarme una tablet… pero no sé si las tablets pueden ser buenos conectores al disco externo… se puede? O me conviene comprar una netbook? Tengo alguna otra opción? Gracias!

    • Hola Alexa. No sé exactamente cual es el mejor consejo para darte. Pásate por una tienda de informática y seguro que ellos te indicarán mejor sobre estas consultas técnicas de los aparatos. Si te apetece, luego nos lo cuentas aquí para ayudar a otros viajeros. Un saludo

Deja un comentario