Limpiar el sensor de la cámara digital ¡Que miedo!

Normalmente son más visibles con aperturas de diafragma cerradas y serán más fáciles de detectar en un paisaje o un macro con fondo uniforme, que en un retrato tomado con un f:4, por ejemplo.
A pesar de que los nuevos modelos de cámaras reflex digital llevan incorporados algunos mecanismos para limpiar el sensor, veremos que nos son eficaces al 100%. Nos asalta entonces una pregunta ¿Como solucionar este problema?

Lo primero que tenemos que procurar es que no llegue la suciedad al interior y como reza el dicho popular «no es más limpio el que más limpia, sino el que no mancha» para ello cuando cambiéis de objetivo seguid estos dos pasos:

Limpiar de polvo las superficies de cámara y objetivo a retirar. Hacer lo mismo con el objetivo para sustituir.

2º Con la cámara apagada y hacia abajo haremos rápidamente el intercambio, al objetivo sustituido le colocamos la tapa después. Procura hacer este proceso en un lugar cerrado, sin viento y sin suciedad en el ambiente. En medio de un desierto el coche con las ventanillas subidas puede ser el mejor sitio para hacerlo.
Si no hay un lugar adecuado procuraremos protegernos del viento con nuestro cuerpo, como siempre hay que conseguir ser lo más rápidos posible.

A pesar de haber tomado estas precauciones, nuestro sensor tiene motas y en nuestra imagen aparecen manchitas, pero por suerte en los software de edición fotográfica hay herramientas tipo «tampón de clonar» con la que hacerlas desaparecer. Aún así es una solución parcial porque cada vez hay más, resulta tedioso quitarlas y estamos cansados de perder el tiempo. Hemos decidido limpiarlas, pero ¿Como lo hacemos?
Cuando alguien me pregunta sobre este tema les suelo remitir al servicio técnico de la marca porque son los únicos que hacen la limpieza bajo garantía real. Algunas marcas pueden limpiar gratis el sensor, infórmate bien. Por ejemplo, Canon limpia gratis dos veces al año el sensor de sus usuarios profesionales.

Si por el contrario nos atrevemos a limpiarlo nosotros mismos, debemos saber que corremos el riesgo de cometer algún error y rallar o estropear el sensor. El gasto de arreglarlo estará fuera de garantía y correrá por nuestra cuenta.
Si este aviso no os ha asustado y queréis seguir adelante en el proceso, os indico algunas posibles fórmulas, pero recordad que es siempre bajo vuestra responsabilidad.

Aquí os paso un primer vídeo explicativo. Ni que decir que también nos intenta vender todo el conjunto, pero bueno, es lo que hay. Esto podríamos llamarlo método «en seco».

En este otro la limpieza la realizan «en mojado» con un líquido que se evapora rápidamente. (El señor se enrolla un poco, pero merece la pena)

Podemos ver diversos líquidos de limpieza y sus tiempos de evaporación en el tercer vídeo, estaría bien que nos mostraran también cual deja menos residuos. Debéis consultar si el líquido elegido sirve para vuestro sensor.

Mientras los fabricantes de cámaras no subsanen de una vez este grave problema, tendremos que aprender a convivir con el incordio de limpiar el sensor.
En las tiendas de fotografía especializadas encontrareis todos estos bastoncillos, líquidos, perillas de aire, aspiradores, pinceles y lupas con luz. Ya os aviso que como siempre, en fotografía nada es barato.

Un último apunte; pensar que la imagen en nuestra cámara se ve invertida, de este modo cuando la mancha está en el cielo de la fotografía, en realidad la suciedad se encuentra en la parte inferior del sensor.

Y vosotros ¿Como limpiais el sensor?

No te pierdas este otro artículo relacionado
El láser puede dañar el sensor de nuestra cámara de fotos

6 comentarios en “Limpiar el sensor de la cámara digital ¡Que miedo!”

  1. Creo que los articulos que salen en los videos los he usado todos… es el gran problema de las FF…
    Actualmente lo que me resulta mejor, es la pera… y si no hay mas remedio el Eclipse 2, aunque viendo las pruebas de secado, quizas me plantee el liquido de Dust 😉
    Un excelente articulo!!
    Saludos.

  2. Eduardo Blanco Mendizabal

    Gracias Pere. La verdad es que a veces, si soplando limpiamos la mayoría de las motas, no merece la pena trastear por ahí mucho más.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba