Manual del reportero en zonas de riesgo

Es posible que más de un lector haya pensado que ser fotógrafo en una zona de conflicto es una bonita profesión llena de emoción y aventura, aunque la realidad es que la romántica estampa del reportero de conflictos que tenemos en mente la mayoría de las veces no se corresponde con la realidad. Muchas veces las personas que están trabajando son fotógrafos freelance que cobran tarifas míseras por jugarse la vida si logran vender la crónica y algunas escenas dantescas no podrán quitárselas de la cabeza en toda su vida.

Reporteros sin fronteras y la UNESCO acaban de publicar un manual de seguridad para periodistas. Si os estáis proponiendo dedicaros a esta tarea o tenéis curiosidad por la profesión, podéis descargaros el Manual de seguridad para periodistas en este enlace de forma gratuita. 




Por otro lado, os invito a navegar por su web para conocer la tarea de esta organización y si os parece que merecen vuestro apoyo, también podéis hacer una donación particular.

Estaría bien que las agencias y medios que compran las fotografías valorasen justamente esas imágenes, pero también nosotros como consumidores de las noticias.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba