Fotografiar en la montaña: el equipo no fotográfico

Lo primero que tenemos que pensar cuando vamos a adquirir material para la montaña es la que época del año en que lo vamos a usar. Los fabricantes lo suelen separar por estaciones, de este modo, hay material para 2, 3 o 4 estaciones. Esa cuarta estación, el invierno, es muy importante tenerla en cuenta si vamos a realizar actividades con tiempo frío o muy frío. Yo no suelo pasar la noche en invierno en la montaña fuera de refugios, así que mi material es de tres estaciones, más ligero y suficientemente cálido para el tipo de trabajos que suelo realizar.

 



La tienda de campaña:
Tengo que admitir que estoy enamorado de esta tienda. La Vaude Power Lizar ocupa poco, se monta rápido, caben dos personas y pesa solo 1kg ¿Que más se puede pedir? Si dormís dos y no sois muy altos, además cabrán vuestras mochilas dentro o las podréis dejar en el portal.

El aislante:
También llamado esterilla o colchoneta, hay modelos que buscan parecerse a un colchón, aunque la palabra aislante revela mejor cual es su verdadera función. Necesitamos que nos proteja de la humedad y del frío, sin olvidar que estemos cómodos, claro está.
Las hay autohinchables, aunque yo estoy muy contento con la Z lite sol de Thermarest . Con una superficie muy cómoda en forma de “huevera”, se pliega fácil y pesa solo 400 gr.
Una de sus caras es plateada para reflejar nuestro calor corporal, lo que utilizo también como reflector de luz para fotografiar flores o gente.

Saco de dormir:
Desde hace poco tiempo vengo utilizando un saco de plumas Millet Camp de base. Pesa poco más de 1Kg. y para primavera, verano u otoño me va perfecto. Si no se preveen lluvias podemos hacer vivac con el, aunque el rocío se acumulará en la superficie del saco. En una prueba que hice el agua no traspasaba la capa exterior, pero es preferible usar una funda de vivac si vamos a dormir al raso.


Mochila:
Su capacidad debe ser proporcional al material que vamos a portar dentro, 50-60 litros suele ser suficiente. Fijaos que además del material de montaña habrá que portear también el equipo fotográfico y todo deberá ir sobre nuestra espalda. Es importante que se adapte bien a nuestro cuerpo, que tenga buena ventilación en la espalda y que se acomode correctamente sobre nuestros hombros y cintura. Comprueba que tenga una funda para lluvia.


Comida y bebida:
Para una o dos jornadas yo me quedo con los bocadillos, barritas y fruta, así evito llevar hornillo y cacerolas. Pero si son rutas de más noches o va a hacer frío, habrá que llevarlos.
En cuanto al agua, llevo una cantimplora normal de litro y otra de plástico con la misma capacidad que se va reduciendo conforme va quedando menos agua.


Otros útiles:
Pequeño botiquín, GPS, mapa, brújula, bastones, teléfono móvil, cargador solar, crema solar, gafas de sol, protector labial, navaja multiusos, frontal, silbato emergencia, gorro, guantes…

En invierno o en rutas técnicas pueden hacer falta otros materiales como raquetas de nieve, piolets, crampones, cuerdas, arnés, mosquetones, etc.

Quizás te haya parecido un equipo excesivo, pero es lo mínimo que se debe llevar para pasar la noche sobre los 2.000-3.000 m de altitud. En las salidas intento no ir solo, porque además de aportarnos compañía y ayuda, podemos compartir el peso de los artículos comunes, pero en ocasiones estoy obligado a realizar estos trayectos en solitario.

Dejo para otro artículo el tema de la ropa técnica. Como vestirse para fotografiar en la montaña será una nueva entrada para el próximo otoño-invierno.

Artículos relacionados:
Fotografiar en la montaña
La buena gente de la montaña
Como vestir para fotografiar en invierno

 

10 comentarios en “Fotografiar en la montaña: el equipo no fotográfico”

  1. Tenía muchas ganas de ver esta entrada. Lo que más me ha llamado la atención, la tienda de campaña, menuda maravilla, te estás ahorrando 3kg con respecto a mi mochila, por ejemplo. Muy interesante artículo

  2. ¡Muy completo! Solamente echo en falta como imprescindible una manta térmica, tanto para salidas de una jornada como para varias noches en la montaña. Son muy ligeras, apenas ocupan espacio y por menos de 5€ nos pueden salvar en una situación de apuro. Es de esas cosas que llevo siempre pero que espero no tener que utilizar nunca.

    ¡Saludos!

    • Pues si Federico, siempre viene bien llevar una manta térmica, sobre todo para excursiones con poco equipaje. Si llevas saco de plumas y tienes pequeño accidente en un entorno fresco, abrígate con el en vez de con la manta térmica que te mantendrá más caliente. Saludos

  3. Hola Eduardo. Me gustaría preguntarte acerca de lo que creo que es el problema mayor a la hora de llevar equipo fotografico y mochila de montaña convencional, sobretodo si llevas mucho material o este es de cierto tamaño. ¿Como llevas el equipo fotografico? ¿todo en una bolsa dentro de la propia mochila, en fundas independientes, en una bolsa distinta a la mochila…?.

    Un saludo y muchas gracias.

Deja un comentario