Esta fotografía está retocada ¿verdad?

Una de las grandes fortalezas que siempre ha tenido la fotografía ha sido su credibilidad. La gente se cree lo que aparece en una foto o por lo menos antes se lo creían más. Al contrario que en la pintura, donde el pintor puede decidir si pintar o no los objetos que está viendo, la máquina registra todo lo que aparece en la escena, al menos, aparentemente.
Bentrand
Russell acuñó una frase que lo expresaba claramente «Cambiaría todos los cuadros de Cristo por una sola fotografía»

Pero algo está cambiando en los últimos años porque la gente esta dejando de creerse las fotografías. Cada vez escucho más frecuentemente la pregunta ¿pero está retocado verdad? cuando muestro alguna imagen de un momento irrepetible.

Una fotografía manipulada digitalmente, la obra resultante de una modificación de un archivo fotográfico, el arte digital o como lo queramos llamar, puede ser un medio de expresión artístico fascinante, pero pienso que hay algunas temáticas que si se publican fuera del ámbito del arte en general y se exponen en entornos periodísticos o documentales ya no tienen cabida, puesto que no reflejan la realidad como presupone el lector de estos medios.

Algunos echan la culpa de esta falta de credibilidad a la aparición de la fotografía digital pero no estoy de acuerdo del todo en esta afirmación. Aunque las herramientas se han desarrollado ostensiblemente y cada vez es mayor la cantidad de personas con conocimiento para hacerlo, ya se podían hacer prácticamente las mismas manipulaciones hace 15 años, puesto que para publicar una diapositiva en la mayoría de los formatos se pasaba previamente por un formato digital tras el escaneado.

En la mayor parte de certámenes fotográficos serios que participo piden el archivo Raw original para comprobar que se han realizado únicamente los ajustes normales de revelado de un archivo digital. Me consta que esto también sucede en algunas publicaciones, pero debo decir que hasta ahora nunca me han pedido un Raw para reproducir una imagen mía en ningún medio impreso.

Hace poco me sorprendió la noticia de que en Israel ha salido una ley donde la revista estará obligada a indicar si la fotografía ha sido manipulada digitalmente. También se que hay iniciativas parecidas en marcha en Argentina y seguro que se me escapa algún país más.

Mientras tanto en España parece que no existe nada similar, no conozco ninguna revista ni a ningún fotógrafo que avise si una imagen ha sido manipulada. Por otro lado, tampoco se si el público que está contemplando la fotografía publicada quiere saberlo realmente.
Lo único que ahora mismo garantiza que la imagen que aparece publicada sucedió realmente viene dado por la seriedad de la publicación o por la ética del fotógrafo firmante de la misma.

El problema puede venir en que como decía antes, el espectador tiene muy interiorizada ya la idea de que las imágenes se manipulan, pero me parece muy triste que su primer pensamiento sea que ese instante, que tanto le costó captar al fotógrafo, es fruto del trabajo en un programa de retoque digital.

Artículos relacionados:
Ajustar o retocar una imagen I
Ajustar o retocar una imagen II

10 comentarios en “Esta fotografía está retocada ¿verdad?”

  1. Añadiría que esas imágenes son las que demuestran el éxito del trabajo de un fotógrafo, quien es capaz de sorprender con una instantánea, una fotografía única , uniendo experiencia, preparación técnica, destreza y creatividad en el campo en el momento del instante….como lo haces tú. El otro ámbito muy respetable del uso en el arte digital de quien puede sin ser fotógrafo sino diseñador o creativo, convertir un archivo digital en algo sorprendente, plasmando algo que en realidad no existió, es una muestra de creatividad, pero en fotografía documental o de naturaleza, eso está claro, que no es fotografía. Por algo la mayoría de fotógrafos de naturaleza pertenecen a ese extraño movimiento del "Only Raw" en donde la fotografía de lo que se tomó en su momento, es inalterable, real, creíble…por supuesto demostrable….por que estaba tal y como se tomó. En definitiva la diferencia entre ser o no ser.

  2. Totalmente de acuerdo con los dos… Desde mi visión de simple aficionada, he de decir que últimamente he experimentado con filtros y me parece algo divertido para "jugar" con mis fotos… pero que como espectadora entusiasta que soy de la fotografía de todo tipo, no me gustan los retoques, porque lo que espero de un FOTÓGRAFO es su visión de la realidad y su arte para plasmarlo en una fotografía… resumiendo, un buen trabajo a la primera!
    Claro está, que como dice Chavi, hay buenísimos diseñadores o creativos gráficos que realizan un trabajo estupendo, pero para mi eso es otra forma de arte totalmente diferente, que no tiene comparación ni debe mezclarse con la fotografía en estado puro…
    Y esta es mi humilde opinión! 😉

  3. Bajo mi punto de vista. Esto se debe a que hoy en día se hacen muchas fotos con móviles y cámaras de baja calidad, en malas condiciones de luz y no cuidando nada la toma de imagen, sin ningún conocimiento. Resultado: unas fotos que pocas veces gustan. En general el público hace eso, toma una foto y espera ver una obra maestra de fotografía. En realidad, la idea general de lo que es una foto, todos creen que es asi de simple. Parecido a las fotos que se toman a tontas y a locas. Claro, al ver cualquier otra foto, trabajada, pensada, estudiada, con filtros, largas exposiciones y otras sutilezas que vamos aprendiendo en multitud de talleres, no pueden comprender porqué a ellos en lugar de fotos les salen churros en lugar de esa preciosa estampa que se les muestra en la revista, etc. Conclusión: debe estar retocada porque a mi no me salen así …
    Cualquiera que tenga mínimos conocimientos (reales) de fotografía puede discriminar cuando una foto tiene grandes retoques, cuando es Arte-Diseño de Imagen o cuando una foto mala está retocada hasta hacerla peor.
    En fin, cuando oigo que alguien comenta que esta foto está retocada, sin más, les pregunto algo sobre fotografía, normalmente no me saben constestar, así que ya sé qué credibilidad tiene el comentario.
    Todos tomamos fotos, sólo que algunos saben y otros no tienen ni idea.

  4. Enhorabuena Eduardo por plantear estos temas en tu blog, Si te interesa mi opinión al respecto del purismo y el retoque, en mi blog hay una entrada, un poco tocha la verdad, no se si tendrás tiempo de leerla, en el que planteo muchas cosas, algunas parecidas a algunos de los casos planteados en tu encuesta sobre el ajuste y el retoque. Gracias de nuevo por estas iniciativas y por todo el trabajo necesario para hacer estas cosas.

    http://jumillanatural.blogspot.com.es/2012/06/purismo-y-retoque.html

    La verdad es que no tiene que dar gusto que te pregunten si está retocada una fotografía que no lo está y que lleva mucho esfuerzo detrás. Un cordial saludo.

    • Soy " purista " , si se le puede llamar así, no tengo nada en contra de los retoques en fotografia, han muy buenas imagenes y buenos artistas, pero sí me gustaría que se incluyera un apartado donde se dijera que esa foto ha sido sometida a los tratamientos, fuera de los niveles básicos, a los que ha querido llegar el autor. Sería una puntualizacion interesante. Mis fotos no requieren de más manipulación que la básica, me sobra y me basta con ello. Por ello agradecería que sí se especificara que tipo de foto se está publicando. Salut.

  5. Las fotografías son unicas e irrepetibles. Y no veo nada de malo en qitar aqella cosita q sobra en la foto, por eso mismo pq la foto es impresionante e irrepetible. No puedo esperar a q 'tal cosa q 'sobra' en la foto' se qite, o desaparezca, para volver a sacar la foto.
    Siempre y cuando no se note y qede perfectamente!

    Al igual q se aclaran, se oscurecen, se da mas color o mas nitidez a partes de una misma foto. O todo es retoqe o nada lo es, y para mi, todo es retoqe y por supuesto estoy a favor.

    Un saludo,
    Ana

  6. Creo que ese halo de realidad que se asocia a la fotografía es falso. Y desde sus comienzos, pues las fotografías inicialmente no podían ni capturar el color que existe en nuestro mundo. Después, el mismo hecho de encuadrar añade subjetividad a la toma. No vamos a hablar de los distintos objetivos y filtros, que alteran las condiciones reales. Las aguas sedosas no existen realmente. Algún famoso fotógrafo pro "Only RAW" ha utilizado fondos impresos para conseguir bonitas macros con un fondo fabuloso. Otro entrenó a un lobo a saltar vallas, pero seguro que tenía un RAW impoluto. Y en el laboratorio en blanco y negro ¿qué se ha hecho toda la vida?
    Me parece bien que para ciertos tipos de fotografía haya ciertas limitaciones a la creatividad post-toma, pero me parece que cuando hablamos de fotografía en general no debemos asociarle esa virtud de que deba ser un fiel reflejo de la realidad ni prohibir en el mundo digital lo que algunos han hecho siempre en el laboratorio.

Deja un comentario