El último otoño del año

Desde principios de octubre en la Península Ibérica puede observarse como los árboles caducifolios van cambiando el color de sus hojas poco a poco, hasta deshacerse de ellas completamente. Es una estrategia muy útil para evitar el gasto energético durante el invierno y guardan esas reservas de savia para la primavera siguiente. La temporada ha llegado a su fin, os presento mi último otoño.