Valle de Tena en 10 imágenes

En un pequeño ibón oscense pegado a la frontera con Francia nace el río Gállego. Desde ahí comienza su constante labor, junto a sus pequeños afluentes, de tallar la dura corteza del Valle de Tena. Cada gota trabaja limando las partes bajas en su fluir, un mismo agua que ya pulió las cimas cuando fue nieve y hielo, en ocasiones a más de 3000 metros de altura.
Ese trabajo constante de miles de años nos muestra hoy en día un entorno realmente bello. Os presento esta refrescante selección con 10 fotografías del Valle de Tena en verano