Mi ventana equinoccial

¿Que es esto de la ventana equinoccial? No es más que una ventana de pequeñas proporciones que hay en la segunda planta de mi casa. Por una casualidad en la orientación de su construcción, la luz entra a media tarde e ilumina mi escritorio desde un lateral durante dos semanas al año solamente.

Me alegra cuando el haz comienza a atravesar las escaleras y mágicamente recorre la mesa hasta llegar al mapa que tengo en la pared, donde se estrecha poco a poco y desaparece.
La verdad es que cuando su luz ilumina la pantalla de mi ordenador es molesta y me impide trabajar en ella, pero se ha convertido en un aviso que me recuerda que algo va a cambiar en la naturaleza y eso me emociona.

 

bosque otoño colores cervus
Ciervo durante la berrea en un bosque en otoño

Los equinoccios son dos momentos del año muy especiales en estas latitudes del globo ya que indican la llegada de la primavera y el otoño, dos de los cambios más importantes que transformarán nuestra naturaleza.

Oficialmente el 22 de Septiembre será el equinoccio de otoño, pero el campo ya nos ha ido mandando sus pequeños avisos de cambio para quien los ha querido ver.

Espero que disfrutes tanto como yo de esta estación tan especial donde la humedad se respira, cualquier rincón es perfecto para sentarse a observar los cambios en el follaje y el abrigo comienza a proporcionarnos una sensación de bienestar que hacía mucho tiempo que no la necesitábamos.

Y vosotros ¿tenéis alguna ventana equinoccial?

Artículos relacionados:
Cursos y talleres fotografía otoño 2015
Otoño en los lagos de Plitvice (Croacia)
10 años para hacer una foto

 

4 comentarios en “Mi ventana equinoccial”

  1. Yo tengo una ventana estival. Empieza a darme el rayo de sol en mi escritorio cuando empieza el verano. Y sí, también me molesta para el ordenador. Me sabe mal, pero cuando tengo que ajustar fotos me obliga a bajar la persiana un poco. Pero me gusta el primer día en que descubro que me da el sol.

    Por otra parte, tu ventana equinacial me encanta: señala cantidad de paises a los que me gustaria viajar: Mongolia, Iran, Arabia, Argelia, Sudán, Niger, Perú… 😉

    • Hay una gran ventana estival también en mi dormitorio y no tengo persiana, así que me obliga a despertarme prontito en verano porque la cortina no evita que entre toda la luz, en cambio en invierno, no veo los amaneceres. También me atraen muchos países iluminados, pero los de las sombras tampoco están mal ¿eh?.

Deja un comentario